Inicio        Nosotros         Reglamento       Estatuto        Calendario        Fotos        Links       Contacto

 

Hola... Soy Arturo Rudiferia y dicen que estoy ausente desde el 5 de Enero de 1999, pero no lo crean del todo.

 

Les quiero contar un poco de la historia de la regularidad en Zárate.

 

La primer carrera se llevó a cabo el 25 de mayo de 1963, organizada por el Club de Leones, con 149 tripulaciones y ganaron mis amigos Oscar Granese con Victorio Carcereri.

 

Fue tal el entusiasmo despertado que enseguida se crearon escuderías mayoritariamente de comercios como Joyería Gino, Suixtil, Seady y Lettieri, entre otras.

 

Entonces comenzamos a participar en competencias en otras ciudades con gran suceso, siendo nuestra gente acaparadora de la mayoría de los trofeos en disputa (dicho con toda modestia).

 

Recuerdo que a comienzos del año siguiente nos reunimos los regularistas que íbamos a correr fuera de Zárate en la casa de Jorge Seady, y siendo un grupo de amigos, resolvimos crear una única escudería que representara a Zárate en la actividad, dando lugar al nacimiento de la Escudería Fantasma, cuyo emblema (el fantasma silueteado) continúa vigente en la actualidad.

 

En esa reunión fundacional estaban presentes: Jorge Seady con Antonio Lettieri y Rubén Reale, Enzo Palazzoli con Hugo Miranda y Ricardo Basanta, Oscar y Ovidio Rota, Oscar Granese y Victorio Carcereri, Juan Pagliaricci y Mario Gerard, Quirino Silvestrini y su hija María Esther, mi suegro Fernando Espíndola y yo.

 

Gracias al aporte inestimable de Don Rodolfo Cruz, de Capitán Sarmiento, que nos enseño a medir y fiscalizar, comenzamos a hacerlo a comienzos del 71, donde comienza a recrearse el éxito de los comienzos y a incorporarse "sangre joven", para crear el actual Centro de Regularidad Zárate.

 

De mí, nunca me gustó hablar mucho, pero les puedo contar que me di el gusto de correr algún que otro sudamericano, varios campeonatos argentinos, ediciones de 24 horas de regularidad, y entre otros lo he hecho con Fernando Espíndola, Ovidio Rota, Raúl Orsi, Tito Siebenthal y mi hijo Fernando.  Mis otros dos hijos, Ricardo y Estela, también han compartido esta linda comezón.

 

Dije al comienzo, que no crean del todo lo de mi ausencia, porque les aseguro que en cada largada, cada vez que pongan en marcha un cronómetro, ahí estaré viviendo la Regularidad.

 

Un abrazo:

ARTURO